La superpoblación hace referencia a todo tipo de crecimiento desmesurado de la población humana,  la cual se refleja en la notoria deficiencia de los recursos disponibles y la renovación de estos. Este efecto maligno se ha convertido en el más grande cáncer de la sociedad, pues los alimentos que más se utilizan son productos primarios de la tierra, los cuales de continuar el deterioro de los ecosistemas, pronto serán poco renovables; pero esto no es lo más grave, las reservas de cada país no están dando abasto a tanta demanda de alimento, por lo cual la superpoblación se convierte en un problema relacionado con el medio ambiente.

 

En los países mas desarrollados, a pesar de los serios problemas de fertilidad de sus habitantes, la superpoblación es evidente; ahora, si para estos es una problemática, para los países en vía de desarrollo es una enfermedad casi que incurable, por los bajos niveles económicos a los que estos se enfrentan y los diversos factores sociales, ya sean estos religiosos o culturales, los cuales constituyen un agravante mas que podríamos denominar un  "virus internacional de carácter social y ambiental".

 Crecimiento actual y previsto de la población humana. Fuente: Manos Unidas

 

La población mundial actual esta alrededor de unas 6.500 millones de personas, pero lo alarmante es que a mediados del año 2.012 se estima un numero de 7.000 seres humanos en la tierra.

 

Enfermedad de un mundo en desidia.

Según la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, cerca de 800 millones de personas en el mundo están desnutridas.

Como se mencionó anteriormente, esta problemática mundial no surge de la nada, existe un conjunto de razones de diversos tipos que poco a poco fueron aportando elementos de superpoblación. Una de las más grandes causas de este problema es la degradación ambiental a la que nos ha llevado la industria y el "avance tecnológico" incrementando cada vez mas la contaminación y reduciendo los recursos de manera global. Esta ha sido una discusión que lleva varios años en pero al igual algunos gobiernos imponen diversas formas de planificación y pautas débiles para contrarrestar los problemas ambientales. El desplazamiento y la emigración son factores intrínsecos en los conflictos ambientales a los que se someten cada vez más las sociedades en todo su contexto. De esta manera, los seres humanos, al acabar con un predio es necesario moverse y actuar en otro similar, actuando casi como parásitos.

 

Para controlar el nivel de la población o por lo menos para tener conocimiento de este, algunos países han implementado diversos recursos de censos y consultas populares en diversos sectores y sociedades, la ayuda del gobierno para el fortalecimiento individual como lo es la educación, buenos salarios y planes sociales que garanticen la estabilidad e integridad de las familias (esto no sucede en todos los países).

 

Todos esos factores de superpoblación tienen consecuencias bastante alarmantes, como lo es el bajo nivel económico que genera sostener a tantas personas en tantos estados.

Gracias a la industrialización y a los procesos realizados para la producción de alimentos se ha generado en todo el mundo un efecto consumista que empezó a andar después  del siglo XVIII, originando grandes alzas en las expectativas de vida mundial y redujo la mortalidad infantil, obligando a las personas a convertir lo que hace varios años era un lujo en una necesidad fundamental y aparte de todo, cíclica, basada en el hecho de que el consumismo no permitirá que dicha necesidad sea satisfecha.

 

 Anteriormente se mencionaba que los recursos alimenticios no están dando abasto a la población mundial, la cual se estima en 6.500 millones de personas, por esta razón el problema no se limita únicamente a ser territorial o de espacio para vivir, más bien se transforma de forma trágica en un problema para el medio ambiente, ya que el abuso a las tierras cultivables es cada vez mayor, todo para suplir las necesidades de una parte de la población mundial y si no se realiza una gestión adecuada para el manejo de los productos estos podrían agotarse.

 

Por otro lado se sabe que las riquezas en el mundo están repartidas de forma desigual, tanto así que el 80% de los recursos son usados solamente por los países desarrollados mientras que más de la mitad de la población mundial debe sobrevivir con limitaciones, eso sin mencionar que mas de la tercera parte de la población en el mundo vive en extrema pobreza.

 

El TBN (Tasa Bruta de Natalidad) determina el número de personas nacidas vivas por cada 1.000 habitantes al año. La tasa de natalidad varia según la región, por ejemplo, en estados desarrollados como USA el índice de niños nacidos es de un 15% y en Europa esta entre el 10%; mientras que en países poco desarrollados el nivel es mucho mayor, solamente en África, que es el país con mayor natalidad, el índice ronda entre el 40% de nacidos por cada 1.000 habitantes. Este factor alarmante se supone debería ser de vital preocupación para todos, pero aun así África sigue siendo dividida y olvidada por las entidades que "luchan" contra la indiferencia o desigualdad mundial.

 

Otro factor preocupante y consecuencia de la superpoblación es la migración, seres que viven aglomerados tienen que buscar otro lugar para poder subsistir, y llevar una mejor calidad de vida.

Los Ojos Del Mundo (un poco de historia)

 

Desde hace muchos años el fenómeno de la superpoblación empezó a hacerse cada vez más trascendental en las conversaciones internacionales. Desde que el problema empezó a surgir se empezó a hablar de las posibles soluciones que la sociedad internacional podría aportar.

 

Algunas zonas de África y Asia son hoy en día el albergue de una de las más grandes aglomeraciones de personas, con una alta limitación en recursos  convirtiendos así a la tasa de natalidad en la peor maldición que podrían tener estos territorios. Y como si fuera poco la producción de alimentos no mantiene el ritmo del crecimiento poblacional. Las poblaciones productoras de cereales están estancadas desde 1980 y las zonas pesqueras están detenidas casi desde 1989, factores vitales como el agua, el aire y la tierra están cada día mas contaminados. Y aun así hay países que no tienen otra meta que invadir y robar bienes que podrían salvar a toda una población.

 

"La población urbana está aumentado en todo el mundo, aunque no de forma homogénea en todas las regiones", afirma Hania Zlotnik, Directora de la División de Población del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de las Naciones Unidas (ONU). El incremento de la población urbana en zonas como África, Asia y China, entre otros, aumentará considerablemente en un futuro no muy lejano, eso si no se toman medidas drásticas en contra de este fenómeno.

 

El caso  de Latinoamérica, se puede analizar desde le punto de vista de los conflictos de los países que la integran como México que anualmente son millones de personas que emigran con una de las capitales mas contaminadas del mundo, las riquezas de los recursos naturales y la biodiversidad codiciada y explotadas por las trasnacionales en Amazonía y el Sur de Chile y parte de Brasil, entre otros países. En ese sentido,  Latinoamérica es una región asediada por las grandes potencias que ven en ella una oportunidad para acrecentar sus ganancias. En cuanto a la superpoblación, "Latinoamérica es una región muy especial dentro del mundo en desarrollo porque ya en este momento, el 78 por ciento de su población es urbana" afirma Zlotnik.

 

Por tanto, las mayores aglomeraciones en el mundo serán en África y Asia, seguidas por China y sus alrededores, y como tercera concentración estarán Tokio, Nueva York, ciudad de México, Bombay y San Pablo.  Esto según la ONU.

 

¿Y Colombia que Pitos Toca?

En Colombia, el problema de la superpoblación no es tan agudo, lo cual no quiere decir que no exista, debido a muchos factores entre los cuales la migración a otros países a causa de diferentes situaciones como los conflictos internos, la situación económica (desempleo, falta de oportunidades), vínculos familiares, entre otros. Sin embargo, es una realidad que las grandes capitales se han visto afectadas precisamente por la guerra interna que vive el país y que ha ocasionado un éxodo masivo de las zonas rurales a las zonas urbanas, convirtiéndolas en asentamientos descontrolados de las victimas de la violencia.

 

Algunas de las  posibles soluciones que podríamos emplear a tan grave problema mundial, por ende nuestro, que aunque intentemos ser un poco ajenos son:

  • 1. Protección de la salud reproductiva y los derechos reproductivos en emergencias humanitarias

2. Adopción como solución a la sobrepoblación mundial

3. Planificación familiar

4. Educación sexual mediante medios de comunicación masivos

5. Aumento de presupuesto para los programas de planificación familiar

6. Creación de más centros de planificación familiar

7. Crear leyes más drásticas para los violadores

8. Control de hijos por familia

9. charlas en los colegios sobre uso de los métodos anticonceptivos

10. Orientación a las zonas más pobres

11. La primera opción inmoral es limitar los nacimientos empleando medidas anticonceptivas, contraceptivas y abortivas.

12. La aprobación del aborto de embarazos no deseados

13. Solución o alternativas para aquellas personas que abandonan sus tierras debido a los conflictos que se presentan.

14. Usar como modelo a China, y su política de sólo un hijo.

15. Donar anticonceptivos para las familias pobres del país con previa orientación de planificaron familiar.

16. tenemos que pensar que hay que reeducar a la población pobre del país que es en la que se produce con mayor ritmo.

 

Las Grandes Mentes Opinan

Teniendo en cuenta las predicciones de Thomas Malthus y la imposición de economías consumistas reflejadas en la globalización que se vive actualmente es fundamental cuestionarnos al respecto.

 

Estamos en una era llena de desarrollos y avances tecnológicos, donde la inversión a la guerra es necesaria y extrema, donde los macro economistas mundiales manejan los recursos mundiales de una forma totalmente egoísta. Las posiciones políticas del mundo dicen buscar la equidad y el desarrollo unánime pero estas palabras, a pesar de ser muy inspiradoras, son una blasfemia untada un poco de recelo por lo que las grandes potencias poseen.

 

Países como México, que es frontera con E.E.U.U. que tienen ciertos índices altos de superpoblación, este problema no se queda ahí, tras el surgen cuestiones como la migración hacia "nuevas fronteras" ya sea por razones políticas, de ambiente o en busca de un mejor futuro , desplazamientos forzados por grupos al margen de la ley que surgen para contrarrestar dichos problemas.

 

Para entrar de lleno en las problemáticas de superpoblación mundial es necesario mencionar la impotencia de los países que poseen este "virus", quienes tienen que luchar contra el exceso de población no poseen recursos suficientes para esto, pues aparte de implementar políticas anticonceptivas deben responder por el bienestar de cada uno de sus habitantes, pues eso se supone deben hacer.

 

Las prioridades de los estados deberían ser: implementar proyectos de bienestar social, ya sean seguros sociales o establecimientos públicos, para garantizar los intereses de los pueblos, en las clases bajas el tener varios hijos es una forma de tener seguridad a futuro, pues estas personas al envejecer la única forma de subsistir que tienen es los recursos que sus hijos les puedan brindar. La educación, como se menciono anteriormente, es un derecho fundamental y su carencia es uno de los factores más impulsivos a las problemáticas sociales.  

 

La solución de este grave problema esta en cada estado y en cada integrante de este, la concienciación de la cuestión tiene ser inmediata, no es posible saber que existen personas viviendo en puentes y aglomeradas mientras otras viven en grandes mansiones. El exceso de consumo de los bienes no renovables esta acabando poco a poco con el planeta. Casi siendo un poco comunista, la solución no esta en la iglesia, ni en políticas de estado, ni en campañas que duran un día y luego se olvidan. Lo importante aquí es cada uno saber y entender lo que sucede, así no se corren riesgos de "pecar por ignorante (filosofía popular)", ahora lo más importante es olvidar ese pensamiento tan absurdamente moralista y conservador del cuidado de la población implementando el uso de métodos anticonceptivos.  

 

La relación población/desarrollo: una cuestión ambiental clave

El explosivo aumento de la población mundial y los desequilibrios que caracterizan su composición y estructura, junto con el contexto socio económico en el que estos fenómenos se producen son, en nuestros días, cuestiones claves para entender la crisis ambiental. Durante milenios, según nos muestra el gráfico, la población del mundo creció lentamente, dado que los nacimientos apenas superaban a las defunciones y que se producían periódicas y catastróficas sobremortalidades, debidas a la escasa alimentación, las epidemias y las guerras. La superación de estos factores, las revoluciones agrícola e industrial, la mejora en las condiciones higiénicas y otros adelantos explican el acelerado crecimiento de la población mundial desde finales del s. XVIII y la explosión demográfica especialmente evidente en el s. XX.

La población mundial, así, ha crecido más en estos dos últimos siglos que en todos los anteriores, doblando sus efectivos en los años posteriores a la 2ª Guerra Mundial. En la última década se han registrado tasas de crecimiento del 1,7% anual (1985-90), con incrementos anuales de 90 millones de personas. El resultado es que la población de la tierra cuenta en la actualidad (1997) con 5.850 millones de habitantes, mientras que hacia mediados del s. XVIII apenas estaba constituída por 728 millones, a mediados del s. XIX por 1.171 millones y a mediados del siglo XX por 2.516 millones de habitantes. Y en el futuro, según algunas estimaciones, la tierra podría superar los diez mil millones de personas (9.400 millones en el año 2050, 11. 200 millones en el año 2100).

La preocupación por los efectos sobre el medio ambiente de una población de tal magnitud y por las disponibilidades de recursos para atenderla, resultan comprensibles a la luz de estas cifras y se agrava al coexistir la explosión demográfica con un modelo socioeconómico que propicia otra explosión no menos preocupante, la del consumo, masivo ya en las sociedades industrializadas, y que favorece situaciones de grave desigualdad, en la que el 20% rico de la población mundial se reparte el 80% de los recursos. Ambas cuestiones, explosión demográfica y explosión del consumo no pueden, pues, considerarse por separado ni aislarse de los modelos de desarrollo que se planteen; por ello, es necesario afrontar la cuestión desde ambos aspectos, población y recursos, y buscar modelos de desarrollo más justos.

Pobreza y Migración. La brecha Norte-Sur

La brecha que separa a los países desarrollados del Norte de los del Sur en desarrollo ha aumentado en las últimas décadas. Pero, a su vez, el Norte tiene dentro su propio Sur ­sus marginados­ y el Sur, dentro del cual se manifiestan también crecientes desigualdades, su propio Norte- sus potentados. Los niveles de riqueza y pobreza, y la dinámica poblacional son dos buenos indicadores de esta situación.

Más de una quinta parte de la humanidad vive todavía en unas condiciones extremas. El gráfico nos ilustra sobre las dimensiones y evolución de la pobreza en los países en desarrollo, observándose en él algunas mejoras globales, pero con una distribución muy desigual. En los países asiáticos, con algunas excepciones, la situación está mejorando, pero todos los indicadores de pobreza empeoraron en el África, al Sur del Sahara y en América Latina y, en menor medida, en otras zonas. Las desigualdades se manifiestan también entre sexos y edades: el mayor porcentaje de pobres se da entre las mujeres y casi los dos tercios de la población por debajo de los umbrales de pobreza tiene menos de 15 años.

Esta situación significa un fuerte contraste con el despilfarro y la sobrealimentación de los países ricos del Norte y una gran presión sobre los recursos, que es también una presión sobre el espacio: las poblaciones se desplazan de sus zonas de origen en busca de lugares más seguros o más respetuosos con los derechos humanos, y con mejores condiciones de vida, abandonado el campo por la ciudad o persiguiendo en los países desarrollados el bienestar que no encuentran en los suyos de origen. Así, en 1990, la mayoría de la gente vivía en zonas rurales; en el 2030 la población urbana será el doble de la rural; en el año 2000, pese a algunos signos de desaceleración, 21 ciudades tendrán más de 10 millones de habitantes y de ellas 17 estarán en países en desarrollo.

En el ámbito internacional, la mayor parte de las migraciones se están produciendo desde los países del Sur ­países jóvenes con un elevado crecimiento demográfico y bajo nivel de vida­ hacia los países del Norte, con una población envejecida, escaso o nulo crecimiento demográfico y alto nivel de vida, pero que se resisten a compartirlo encerrándose en sus fronteras- castillos. Más de 60 millones de ciudadanos de países pobres pueden estar en disposición de "invadir" los países ricos en busca de recursos, con un flujo actual ya de más de 2 millones de inmigrantes al año. Se estima en más de 125 millones de personas los migrantes internacionales en todo el mundo, la mitad de ellos en países en desarrollo.